6 Consejos para Reducir el Consumo de Sal

En este artículo le mostramos algunos consejos para empezar a dejar de lado a la sal en nuestras comidas, es difícil pero debemos intentarlo.

¿Consumir mucha sal es malo?

La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir solamente cinco gramos de sal al día. Sin embargo la gran mayoría de personas consumen una media de 12 gramos al día, un exceso que está directamente relacionado con el aumento de la presión arterial, factor que colabora con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

El consumo excesivo de sal está relacionado con los altos niveles de sodio en el organismo, un mineral que retiene líquido y hace que la sangre ejerza una mayor presión sobre las arterias y las venas, sobrecargando el corazón.

El gran secreto para disminuir el consumo de sal es adoptar estrategias en la rutina que reduzcan el condimento sin alterar el sabor de los alimentos, ya que siempre es importante conservar una comida sana y sabrosa. Vea algunas de estas estrategias a continuación:

Consejos para disminuir el consumo de sal

Con estos consejos queremos mostrarle como es sencillo dejar de consumir la sal en algunas comidas engañando el sabor con condimentos naturales.

Utilizar hierbas naturales

Las especias y hierbas que, además de ser sabrosas, son fáciles de encontrar y asequibles. Al utilizarlos, puedes añadir sabor a tu comida sin tener que añadir sal.

Para el arroz, por ejemplo, apuesta por el ajo, la cebolla, la cúrcuma y el orégano. En sopas y caldos, el tomillo y el curry marcarán la diferencia. Para las carnes y las aves, utilice azafrán, romero, salvia y pimienta. Para el pescado, utilice la hoja de laurel y el limón. En las ensaladas, apuesta por aderezos caseros con limón, aceite y vinagre.

Prepara la sal de hierbas

La sal de hierbas condimenta los alimentos del mismo modo que la tradicional, pero con menos sodio. Para prepararlo, basta con pulsar los siguientes ingredientes en un procesador de alimentos hasta obtener la textura de la sal fina de mesa:

  • ½ taza de sal gruesa
  • ½ taza de orégano deshidratado
  • ½ taza de perejil deshidratado
  • 2 cucharadas de romero deshidratado

Aléjate del salero

Evite dejar el salero en la mesa, ya que este acto hace que se añada sal a los alimentos muchas veces de forma innecesaria.

Olvida el pellizco

Durante la preparación de las comidas, utilice una cuchara como medida para la sal. De esta manera, tendrá una mejor idea de la cantidad que está consumiendo.

No pierda de vista la etiqueta

Preste atención a la cantidad de sodio de los productos industrializados, ya que suelen utilizar grandes cantidades para potenciar el sabor y prolongar su conservación.

Evite los condimentos y los caldos industrializados

Otro consejo para reducir el consumo de sal es evitar los alimentos con grandes cantidades de sodio en su composición, como condimentos y salsas procesadas, salsas, alimentos embebidos y platos preparados congelados.

Artículos relacionados

Novedades del Blog

Si te gustan nuestra recetas, déjanos una clasificación y ayudanos a compartir en las redes sociales para poder seguir poniendo más recetas.

Haga clic en una estrella para clasificar la Receta ¡Gracias!

Valoración media 4 / 5. Votos: 21

Nadie ha votado la Receta ¡Puedes ser l@ primer@!

Como encontró esta receta de útil....

¡Síguenos en las redes sociales!

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.